Mundialmente se conmemora el Día Internacional contra la Discriminación por Orientación Sexual e Identidad de Género, con el objetivo de visibilizar, erradicar y denunciar todo acto discriminatorio del cual son objeto las personas LGBTIQA+ (el acrónimo hace referencia a: Lesbianas, Homosexuales, Bisexuales, Transexuales, Intersexuales, Queer y Asexuales), y por el derecho de todos/as a vivir libres e igual en dignidad y derechos.

El 17 de mayo de 1990 la asamblea general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) eliminó la homosexualidad de la lista de trastornos psiquiátricos, creando así un precedente para la sociedad, ya que éste no se seguiría viendo como una enfermedad, sino como una orientación sexual.